Bienestar Social

Una mejor calidad de vida para las Mujeres Rurales

Las discusiones recogidas en el foro “mujer rural en Colombia, retos y compromisos” realizado en noviembre de 2010. Nos puede resaltar las siguientes propuestas para avanzar con la equidad de género en el campo colombiano

1.    Es necesario que los programes sociales que propendan por el bienestar de hombres y mujeres rurales, tengan en consideración las leyes que favorecen a las mujeres y poder garantizar la continuidad.

2.    Estos programas sociales y otras iniciativas gubernamentales deben tener una discusión previa con los diferentes grupos de interés, entre ellos, las mujeres rurales, para que participen en su formulación, su ejecución y su evaluación con mecanismos como las veedurías.

3.    Las políticas, programas y proyectos emprendidos por el Estado y su institucionalidad, deben ser integrales y enfocados a tener impactos socioeconómicos.

4.    Los funcionarios y las funcionarias en las entidades públicas tienen que tener sensibilidad para el trabajo con las mujeres, muchas veces los obstáculos los ponen ellos o ellas.

5.    El Ministerio de Agricultura y las entidades descentralizadas requieren una oficina para atención a las mujeres rurales o mínimo una oficina informada sobre los casos de las mujeres, en la cual los funcionarios y funcionarias tengan sensibilidad para atenderlas.

6.    Se recomienda abrir mayores posibilidades para capacitación y formación de las mujeres rurales, acceso a medios de producción, transformación y comercialización, fomentar la asociatividad.

7.    En este sentido, inyectarle recursos al Fondo de Fomento de la Mujer Rural – FOMMUR1- es de gran importancia para las aspiraciones de las mujeres rurales, pero no solo para capacitaciones, sino también para capitalización de sus negocios y otros destinos productivos.

8.    La educación de niños y niñas es muy importante para el futuro del campo colombiano. La educación de las niñas no puede interrumpirse para dedicarse al trabajo doméstico en el hogar de la familia o en otros hogares. Niños y niñas deben tener un trato igualitario por parte de sus padres y madres.

9.    La actual oportunidad de restituir las tierras a las personas despojadas de las mismas, puede ser transformadora para las mujeres. Es importante que se priorice la titulación de tierras en las mujeres; también, involucrar a las organizaciones de mujeres rurales por su empuje e interés de volver a la tierra y hacerla producir.

Según el Artículo 10 de la Ley de Mujer Rural, el Fondo de Fomento de la Mujer Rural – FOMMUR – es una herramienta para el “apoyo de planes, programas y proyectos de actividades rurales, que permitan la incorporación y consolidación de las mujeres rurales y sus organizaciones dentro de la política económica y social del país”. Los recursos de FOMMUR pueden ser utilizados para “la divulgación y capacitación sobre el acceso al crédito, la promoción y la formación de planes, programas y proyectos a favor de las mujeres rurales, así como, para la asistencia técnica, comercial y gerencial de los mismos”. Asimismo, “el FOMMUR incentivará tanto la creación, promoción y fortalecimiento de formas asociativas, como el otorgamiento de créditos asociativos, con el fin de lograr una vinculación organizada y directa de las mujeres rurales dentro del mercado”. El FOMMUR también contempla el apoyo a las entidades territoriales en la inversión en esta clase de actividades a favor de las mujeres rurales.